Wonder Woman, la estrella que DC necesitaba

GiS3Ul98bZqO0JG4EhEcSw

De todos es sabido que DC Comics no ha conseguido realzar el vuelo desde la trilogía del Batman de Christopher Nolan y que Warner tenía ante Wonder Woman su gran oportunidad para subir los ánimos del eterno rival de Marvel. Pues bien, es su mejor película desde The Dark Knight. Creo que han cumplido no solo porque sea -por fin- una película de estudio protagonizada y dirigida por mujeres, sino porque, en palabras de Jordi Costa, “no se avergüenza en ningún momento de ser un tebeo”.

Está claro que la Diane Prince de Gal Gadot -un papel que le viene como anillo al dedo- son ya todo un icono feminista por su inconformismo ante el sistema establecido y su talante para poner fin a las injusticias de este mundo. Sin embargo, analizando la película desde su vertiente más cinematográfica, nos encontramos con una página del Universo Cinematográfico de DC muy bien concebida y ejecutada.

Patty Jenkins, con una sola película en su haber (Monster, la que le valió un Oscar a Charlize Theron) y varios capítulos dirigidos en TV, se planta en Hollywood con un producto que divierte, entretiene y emociona cuando se lo propone. Con una primera parte más alejada de la épica, conocemos el origen y las intenciones de nuestros protagonistas y nos descubre a un Steve Trevor (Chris Pine) que servirá tanto de interés amoroso como de alivio cómico. Probablemente sea eso último lo más sorprendente y gratificante de la película. Los diálogos al inicio entre Diane y Steve arrancarán carcajadas a cualquiera.

wonder-woman-game-it-1

La heroína y el hombre en apuros

Ambientada en la Primera Guerra Mundial, donde el mundo es un caos y Diane no entiende qué mueve al hombre a destruir a sus iguales, la segunda parte se centra en la misión de todo superhéroe: salvar la tierra del mal y restablecer el bien y la paz. Claro que entonces es cuando llegan las explosiones, las cámaras lentas, las luchas y un clímax en el que -una vez más- echamos en falta un mejor villano y una resolución menos simple. Pero tranquilos, sigue estando muy lejos del lamentabilísimo “Momento Martha” de Batman v Superman.

Wonder Woman es una película en la que sus intérpretes están muy acertados, la fotografía es una delicia sobre todo en sus primeros compases y, salvo un par de detalles propios de una producción de esta talla, el guion es muy consistente, alejándose de esa trascendencia forzada de otras entregas de la casa. A nivel personal he echado mucho en falta ese trazo épico de Hans Zimmer en sus composiciones, pero bueno, ver a Robin Wright repartir los porrazos que no vemos en House of Cards me vale. Quien no se consuela es porque no quiere.

MV5BMTUxMTc0Nzg3NF5BMl5BanBnXkFtZTgwMTMyOTYzMjI@._V1_SY1000_CR0,0,1502,1000_AL_

Claire Underwood a su servicio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s