13 Reasons Why, killing her softly

13reasonswhy3

“Friendship is not that easy, right?”

Me estreno en el apartado de series de este blog con -probablemente- el estreno de Netflix que más interrogantes habrá introducido en la mente de cada espectador. Durante y después. 13 Reasons Why trata sobre las razones que llevaron a Hannah Baker (Katherine Langford), de 17 años, a quitarse la vida. Ojo, por si os lo planteáis antes de verla, esas razones no se dan para justificar el suicidio, sino para evitar que el acoso escolar lleve a otra persona a tomar ese mismo camino.

Jay Asher, el autor de la novela con el mismo título sobre la que se basa la serie, tuvo esa misma intención al publicar su best-seller. Y lo que no se le puede achacar a su adaptación es que no sea fiel al material original. 13 Reasons Why es intensa, es dura, a veces un tanto cruda -eso sí, se avisa al inicio de los capítulos más sensibles para el espectador-, pero siempre realista. No plantea situaciones extremas de forma habitual, presenta acciones, decisiones del día a día de la vida de un instituto, donde se distingue la superioridad de los más populares y la fragilidad de todos los demás, que tienen que luchar para no ser atropellados y apartados.

En ese sentido, el contexto no es nuevo para nadie, pero la serie avanza con Clay Jensen (Dylan Minnette), el mejor amigo de Hannah, escuchando las trece cintas que ella grabó para atribuir qué parte de culpa tuvo cada uno en cada una de ellas, recreando escenas y relaciones que narra. Intercalando ese presente -donde muchos ya han escuchado las cintas- con el pasado -todo aquello que escucha Clay-, vamos planteándonos todos los qués, los porqués y los cómos. Temas como el bullying, el machismo, la violación, el acoso en las redes sociales y, obviamente, el suicidio se esbozan a lo largo de los trece capítulos y da para debatir horas y horas.

13reasonswhy2

Así os plantaréis antes de ver el siguiente capítulo

Para nada es la serie más espectacular de la plataforma ni será la más vista, pero tratar estos problemas sociales con el tacto y el gusto que ha tenido Netflix merece un gran aplauso. Empezando por su reparto, que aunque esté integrado por jóvenes prácticamente desconocidos, se luce. No puedo no destacar lo bien que se cuida la fotografía -manteniendo una tonalidad fría en el presente y una cálida en el pasado- y lo molona que es su banda sonora.

Para mí, el mensaje que esta serie quiere que digiramos -aunque es poco claro- es que hay tratar bien a las personas. Uno no sabe qué luchas está llevando quienes están a su alrededor y, a veces, con poco se puede hacer mucho daño. Quien la haya terminado ya sabrá que 13 Reasons Why no responde a todas las preguntas -como tampoco lo hace el libro-, pero cumple con su intención, con la de Hannah. Si al terminarla no estás de acuerdo y crees que debería tener una segunda temporada [SPOILERS], te animo a que leas por qué debería quedar cerrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s