‘True Detective’, la luz que ha ganado

true_detective_h

Posiblemente nadie, ni siquiera los propios guionistas, sea capaz de comprender todo lo que True Detective ha condensado en los 8 capítulos que forman su primera temporada.

Las divagaciones de Rust Cohle, líos de faldas de Marty Hart y tanto niño muerto (nunca mejor dicho) han supuesto un reto para los espectadores. Seguir el hilo de toda la trama ha sido complicado, pero bendita tarea.

En True Detective hemos tenido tensión, peleas, escenas subidas de tono y, sobre todo, incógnitas sin resolver. No ha sido hasta el último capítulo cuando hemos encajado todas las piezas del puzle, sin saber si nuestra pareja de expolicías favorita saldría victoriosa. Pero sí, al final la luz ha ganado.

Una trama que nos ofrecía un salto temporal de 17 años y dos protagonistas tan diferentes que acaban siendo más parecidos de lo que creen. En medio, un turbio asunto de secuestro y abuso de menores en el que nadie está libre de sospecha. Tan difícil de describir con palabras como perturbador y atractivo ha sido seguirlo durante 8 episodios.

true-detective-minimalista

Matthew McConaughey y Woody Harrelson, además de ser viejos conocidos, y quizás precisamente por ello, desprenden una química esencial para que el relato coja fuerza y tenga tantos seguidores. De McConaughey poco me queda ya por decir. Ese año y pico sabático que se tomó fue determinante para que su carrera se relanzara. Y tanto despegó que no solo ha conquistado premios, sino también, y más importante, el apoyo de incontables amantes del mundo audiovisual. Harrelson también lleva tiempo moviéndose bien en sus proyectos. Esa mandíbula salida es marca distintiva de un secundario de lujo que, cuando llega el caso, como en True Detective, coge con soltura el rol protagonista.

Junto a esas dos bestias, un gran elenco de secundarios: Michelle Monaghan (Maggie), la pareja de policías de segunda generación Michael Potts & Tory KittlesMichael Harney (Steve Geraci) y tanto Tuttle, Ledoux, Fontenot, Lange que nos han hecho perder y recuperar el hilo como si de la cobertura de un Nokia 3310 se tratara.

Menos mal que la serie ha durado 8 capítulos, si no, alguno se habría vuelto loco. Decenas de teorías, al más puro estilo Lost, han inundado la red en estos más de dos meses que hemos disfrutado con la serie de Nic Pizzolatto. Y no es para menos. Si algo se le puede achacar a True Detective es que ha introducido demasiados elementos que distraían la atención del público. Los dibujos de la hija de Marty, los monólogos de Rust, el Yellow King, el suegro de Marty, la omnipresente iconografía en forma de espiral… Muchas fichas repartidas en varias apuestas que disminuyen la ganancia. Aun así, y a diferencia de otras series, Pizzolatto ha concluido con un final cerrado y mayoritariamente bien aceptado.

Nos quedan unas semanas duras por delante hasta que regresen Mad Men y Game of Thrones. Aunque para duro el reto que se les viene encima a quienes tomen el relevo de True Detective en su segunda temporada. Ya está confirmado que no volveremos a ver a Matthew McConaughey y Woody Harrelson en la piel de Rust Cohle y Marty Hart. Los rumores apuntan a que dos chicas cogerán el testigo, profundizando aún más en las habladurías, las hermanas Kate y Rooney Mara han sonado bastante como posibles candidatas. Seguramente, tardaremos un tiempo en salir de dudas. Ahora mismo, no me preocupa mucho, yo solo tengo una cosa clara: “Once there was only darkness. Now, there is light. If you ask me, light’s winning”.

true-detective2

2 comentarios en “‘True Detective’, la luz que ha ganado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s