‘Her’. Amor de ciencia ficción

Spike Jonze se ha ganado una fama de alternativo autor siempre a la búsqueda de originales ideas, en cierta manera y aunque no lo parezca, llenas de puntos de unión. Sus primeras obras confirman lo anterior. Being John Malkovich (Cómo ser John Malkovich) y Adaptation (El ladrón de orquídeas), basadas en historias de Charlie Kaufman, nos enseñaban todo ese universo propio y onírico del autor de The eternal sunshine of a splotless mind (Olvídate de mí), y aparecían como primeros pasos de Jonze en su trayecto hacia su Dorado particular: El camino hacia el amar y ser amado. La primera, Being John Malkovich, exploraba el deseo del ser amado a través del otro, siendo y queriendo ser. Mientras, Adaptation, su mejor película, trabajaba la misma idea a través de la metaliteratura, una historia dentro de otra para acabar confundiendo realidades, cosa que sucedía también en su primera colaboración con Kaufman y se repetirá en sus siguientes trabajos.

HER2

Joaquín Phoenix y Scarlett Johansson, en su primera cita.

Siempre buscando nuevos caminos, renglones torcidos, pero sin abandonar la idea que siempre ronda por la cabeza de Jonze atacó un nueva forma de expresión. De esta manera, en 2009 abandonó a Kaufman, entretenido con Gondry y con sus propios proyectos, y adaptó un cuento infantil de los 60 de Maurice Sendak. Where the wild things are (Donde viven los monstruos) volvía a insistir en esa temática recurrente en el cine de Jonze. La búsqueda del amor, amar o ser amado, a través del abandono de la realidad, en esta ocasión la de un niño que se refugia en un universo alternativo huyendo de la cruel realidad, aquella que no le permite alcanzar su más profundo deseo.

En todas ellas, además del lugar común de sus historias, Jonze mostró una sólida firma estética. Fría, de diseño, a imagen y semejanza de su trayectoria en el videoclip. Y todo ello se repite en HER, su última incursión. Esta vez, Jonze se ha aventurado a llevar a la pantalla su propio guión aunque, y aun con diferencias notables, bien podría haberlo firmado el mismo Kaufman o Maurice Sendak.

En un futuro próximo, un hombre abandonado, un espléndido en su sobriedad Joaquin Phoenix, encuentra un sistema operativo con voz de mujer, Scarlett Johansson, diseñado para cubrir todas sus necesidades. La relación entre hombre y máquina se va tornando cada vez más estrecha hasta acabar enamorándose el uno del otro e iniciar una relación.

Joaquin Phoenix rodeado más solo que la una

Joaquin Phoenix rodeado pero más solo que la una.

Este punto de partida que podría calificarse de surrealista sirve a Jonze para volver sobre sus obsesiones: La satisfacción del deseo de ser amado, aunque esta vez por un alguien ¿o debería decir “algo”? no corpóreo que responde a su ideal de pareja, intencionadamente el reflejo de uno mismo cada vez más aislado y atrapado en la red tecnológica. Así, dibuja no sólo al hombre desde el concepto, sino también desde la estética, la de su entorno, una Los Angeles diseñada, elegante pero a la vez fría e impersonal -curiosamente como veíamos la Tokio de Lost in translation de una de sus anteriores parejas, Sofia Coppola- o la de su vestuario, de cortes más retro que de un futuro cercano.

Todo ello se convierte en un esfuerzo del director y guionista de dotar de credibilidad y sensibilidad una historia sobre el amor y desamor con un punto de partida tan original. Sin embargo, la película adolece de un mejor desarrollo y desenlace llegando incluso a chirriar por momentos. Meritorio es, por supuesto, que el surrealista amor no bordee la delgada línea del ridículo. En todo caso, veo con relativo interés pero sin ninguna cercanía lo que se cuenta ya que la supuesta sensibilidad no me alcanza. Quizás sea esa estética tan artificialmente fría. Seguramente sea la incredulidad que me produce que alguien sea capaz de amar sin algo tan básico y tan animal como es el tacto con la otra persona. Eso, y que el mundo lo acepte. Porque si es así, el mundo está, o estará, loco, loco, loco.

4 comentarios en “‘Her’. Amor de ciencia ficción

  1. Hola:

    Acabo de acceder por vez primera a tu blog, soy una amante del séptimo arte y la verdad es que coincidimos en algunas películas y gustos, por lo poco que he podido ver hasta ahora.

    Spike Jonze es un director al que tengo en alta estima (Adaptation. El ladrón de las orquídeas, Donde viven los monstruos y Cómo ser John Malkovich me encantaron, por ese orden de preferencia) y la verdad es que ando con muchas ganas de ver este nuevo trabajo (Phoenix además también es de mi agrado, por lo que cuenta con un buen número de papeletas para gustarme).

    Muchas gracias por tus aportes, son muy interesantes!!

    Te seguiré y te dejo el enlace de mi blog para que le eches un ojo, a ver si te va gustando lo que voy publicando,

    Nos mantendremos en contacto, espero.

    Un saludo.

    Simoun.

    http://mushiproductions.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s