‘The Musketeers’. Uno para todos y poco para el espectador

bbc-the-musketeers-cast

Santiago Cabrera (Aramis), Luke Pasqualino (D’artagnan), Tom Burke (Athos) y Howard Charles (Porthos).

Cuando uno se dispone a ver algo de Los Mosqueteros, ya sea una película o una serie, como es el caso, espera encontrar unos personajes atractivos, carismáticos, con mucha presencia en pantalla, con sentido del humor e ironía y salvajes a la hora de entrar en acción. Lamentablemente poco de todo esto vemos en el piloto de The Musketeers, la nueva serie de BBC One.

La serie empieza como una reimaginación de la típica historia de Los Tres Mosqueteros, presentándonos a un D’artagnan (Luke Pasqualino) que, durante un viaje a Paris junto a su padre, ve cómo éste es asesinado a manos del que parece ser el famoso mosquetero Athos (Tom Burke). A partir de ese momento buscará vengar a su padre. Ya con este inicio muy alejado de la historia original, vemos que la serie irá serpenteando como un río entre la historia que todos conocemos y la que nos presenta la serie.

bbc-the-musketeers-peter-capaldi

Peter Capaldi como el Cardenal Richelieu.

La serie tiene pinta de que tendrá una fuerte presencia procedimental empezando por el piloto en el que vemos cómo los mosqueteros y D’artagnan aclaran la muerte del padre de éste último, a la vez que salvan la vida de Athos y, de paso, estropean los planes del cardenal Richelieu (Peter Capaldi). Así, cada semana tendrán que resolver algún caso o traición a la corona mientras nos van metiendo en las tramas principales de la serie -los planes de Richelieu y sus aliados para hacerse con el trono-.

The Musketeers sigue el estilo de esas series muy espectaculares en lo visual, ambientación, vestuario y demás, pero fallando en todo lo demás. Y eso es un gran problema porque ni la acción, ni las tramas y, mucho menos, los actores tienen la suficiente fuerza como para atrapar. Ni siquiera Peter Capaldi, uno de los actores por los que siento cierta debilidad, está a la altura con un Richelieu muy soso, sin la atracción que debería despertar el malo de la serie.

La serie tiene demasiados fallos, pareciéndose más a algo que podríamos ver en The CW, con mucha cara bonita y un estilo algo juvenil, que a una serie de la BBC. No tiene mala leche, poco humor, tramas planas y aceleradas a la hora de resolverse y actores poco creíbles y sin ningún carisma. Lo mejor (en eso no podía fallar la BBC), la ambientación, el aspecto visual y ese vestuario de cuero tan de moda últimamente. Veré algún capítulo más para ver si mejora, pero de momento es un suspenso como la catedral de Notre Dame…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s