‘Hostages’: Una conspiración con mucho de culebrón

hostages

No es extraño que un país que ha visto morir asesinados a cuatro de sus presidentes y cómo atentaban contra otros tantos más, coja este hecho como recurso para algunas de sus películas y series -este año, por ejemplo, hemos tenido doble sesión de ataques a La Casa Blanca-. La televisión no se queda atrás con series como 24 o XIII, donde el presidente estadounidense solía ser uno de los objetivos. En este campo de los magnicidios se mueve Hostages, nueva serie de la cadena CBS (TNT en España) protagonizada por Toni Collette (United States of Tara) y Dylan McDermott (American Horror Story).

La serie arranca cuando el presidente de los Estados Unidos debe someterse a una delicada intervención y, para ello, elige operarse en un hospital público de Washington. La escogida para realizar la operación es la Doctora Ellen Sanders (Toni Collette), que un día antes de la intervención ve cómo un grupo de hombres armados entra en su casa secuestrando a toda su familia, amenazándolos con matar a todos si no hace que el presidente fallezca en la mesa de operaciones.

Con todas las cartas sobre la mesa y sin sorprender mucho, la serie empezará a mezclar la trama de la conspiración contra el presidente con otras tramas algo más culebroneras que tendrán a la familia de la doctora y sus historias personales como protagonistas. Ya desde el inicio podemos ver por dónde va a ir la serie, con esa conspiración llena de peones y una familia a la que cualquier intento por liberarse le sale mal. No sabría deciros quién tiene más seguidores, si esta conspiración o el personaje de James Purefoy en The Following

hostages-1

La trama principal no está del todo mal, quizá demasiado vista, pero es la forma en la que nos cuentan todo la que no acaba por convencerme y lo que es peor, no sé lo que nos pueden contar en una hipotética segunda temporada. Porque la baza de la familia y los secuestradores siguiendo todos sus pasos no creo que dé para mucho más. Los personajes tampoco es que sean todo lo atractivos que podíamos esperar, algo que hace que la trama de la conspiración sea finalmente lo más interesante, y eso que Dylan McDermott y sus compinches no dan mucha chicha a la serie. De Tate Donovan (OC) mejor ni hablamos, parece que siempre haga el mismo papel en todas sus series y Toni Collette, pese a ser lo mejor de la serie, tampoco convence en su papel de madre coraje.

Hostages es una de esas series donde los personajes actúan sin sentido, llegando a veces a la carcajada de lo mal planteadas que están las tramas. Recuerda a aquellas tramas protagonizadas por la hija de Jack Bauer en 24, donde se veía envuelta en un trama que llegaba a cansar al espectador de lo inútil que podía llegar a ser. Después de ver los cinco primeros capítulo la serie no levanta el vuelo: Ni tiene el misterio conspiranoico que podíamos esperar, ni la acción y mucho menos despierta interés por los personajes y sus tramas. Puede ser una firme candidata a la cancelación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s