Homeland T-3. Capítulos 1-4. Lo increíble

Sí, señores. Por si todavía no se habían dado cuenta, ha vuelto Homeland con su tercera temporada. Tras un mes desde su estreno y cuatro episodios emitidos en los canales de pago y en la televisión en abierto de este país, podemos empezar a concluir que Homeland mantiene los derroteros ya tomados como excesos en su Season 2. 

La serie se ha convertido en una increíble trama de espionaje y contraespionaje y terrorismo y antiterrorismo. Y no es increíble por asombrosa sino porque ya empezamos, si es que no hemos terminado ya, a no creérnosla. Ése, no obstante, no es el mayor problema de esta tercera temporada. Homeland ya no es sólo poco creíble por sus continuos giros de guión y sus soluciones rocambolescas como ya se dejaba ver en la citada segunda temporada. Ahora se une un nuevo defecto: Es muy tramposa (si no lo era ya antes).

ustv-homeland-season-3-trailer-still-21

Carrie y uno de sus habituales pucheros

En los primeros tres episodios encontrábamos a Carrie Matheson interrogada por una comisión del Congreso de los Estados Unidos y cuestionada por sus altos cargos, entre los que se encontraba un antiguo aliado, su mentor, Saul Berenson (Mandy Patinkin). Sin embargo, el cuarto capítulo, Empieza el juego, vuelve a situar un nuevo escenario tras un otro triple salto mortal de guión que por mi parte recibo con cierto hastío aunque, por qué no decirlo y aunque suene contradictorio, también despierta cierto interés en saber cuál será la próxima vuelta de tuerca de los guionistas de la serie. Al menos, y si los guionistas se la trabajan, esta trama en torno a las operaciones de contraespionaje de la agencia puede no considerarse agotada y la podremos aguantar hasta cierto punto, eso sí, si conseguimos tolerar las cada vez más insoportables caras de Claire Danes, y si nos mantenemos ya en otra escala de espectador, la de aquél que ve una serie irreal, sin ya tomársela demasiado en serio.

Lo que ya no tiene remedio, y para muestra el episodio Torre de David, es la presencia del sargento Brody y, en consecuencia, la de Damian Lewis en la serie. Parece que las diferencias irreconciliables entre la pareja protagonista han decantado a los productores a favor de Claire Danes. En todo caso, el problema de Brody no es tanto de luchas internas de rodaje o de si su papel en la historia pueda tener encaje en la trama global, que seguro que los guionistas hacen ídem de bolillos para lograrlo, es si al espectador le interesa lo más mínimo lo que suceda ya con él, y en extensión con toda su familia -aunque nos pese por Morena Baccarin a la que me gustaría ver aunque fuera yendo a por la compra-. A día de hoy, como si se tira desde su apartamento en Caracas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s