‘Ray Donovan’, solucionador de problemas

ray-donovan

El verano es esa época en la que esperamos el retorno de las vacas gordas mientras se estrenan muchos pilotos. La mayoría, muy pobres y solamente unos pocos progresan adecuadamente dejando una primera temporada de cierto nivel. Ray Donovan es uno de esos casos.

Con la aciaga despedida de Dexter y, a la espera de la vuelta de Homeland, Showtime apostó fuerte por Ray Donovan. Y el resultado ha sido beneficioso. La serie protagonizada por Liev Schreiber ha registrado audiencias tan buenas que la cadena no tardó en confirmar que habrá una segunda temporada.

Su impacto fue parcialmente contrarrestado con la vuelta de Breaking Bad, pero quienes empezamos a ver Ray Donovan, no hemos podido dejarla de lado. Sin ser una serie que pasará a la historia, su creadora, Ann Biderman (guionista de Public Enemies), combina una trama plagada de diferentes puntos de interés con unas interpretaciones de lujo. Hay quien achaca a Liev Schrieber que es demasiado inexpresivo, como si fuera un Nicolas Cage de la vida, pero creo que su personaje reclama que sea tan impertérrito. Sin duda, el plus en las actuaciones lo pone Jon Voight. El veterano actor pasa del registro cómico al dramático con gran facilidad y consigue que el espectador empatice con él a pesar de su historial.

El personaje menos trabajado creo que es el de Abby. No tanto por la interpretación de una correcta Paula Malcomson, sino porque la mujer de Ray carece totalmente de personalidad. Se dedica a montarle pollos a su marido, la mayoría con razón, pero rápidamente regresa bajo su manto. El resto de personajes funcionan a la perfección. Terry (Eddie Marsan) y Bunchy (Dash Mihok) son polos opuestos entre ellos y, a la vez, con Ray; Avi (Steven Bauer) y Lena (Katherine Moennig) como fieles perros guardianes; las geniales subtramas del incansable Van (Frank Whaley), con su épico momento de alucinación, y Sully (James Woods)…

Con tan buen reparto no es de extrañar que surjan momentos tan destacados en los 12 capítulos que forman la primera temporada. Especialmente intensa esa conversación en la season finale, donde Ray le suelta a Mickey que para él ha estado muerto desde que tenía 10 años. Telita. Por suerte, seguiremos viendo a Jon Voight en la segunda temporada. Con las aguas un poco más tranquilas en la familia Donovan, veremos hacia dónde nos llevan los guionistas…

PD: La gran pregunta que me he hecho todas las semanas es: ¿Estará siguiendo Angelina Jolie la serie?

ray-donovan-season-finale

3 comentarios en “‘Ray Donovan’, solucionador de problemas

  1. No cabe duda que Ray Donovan es una serie sin igual! Tiene un toque de frescura gracias al actor principal y la historia pfff, es genial, con tópicos reales que te hacen ver la vida de distinta forma! Me gusta mucho! Y tu pregunta de al final también me gustó jaja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s