Elysium. El mensaje no es suficiente

En un verano repleto de estrenos mediocres, por ser benévolo, de ciencia ficción parecía que Elysium sería un oasis en el desierto. Los antecedentes parecían dar a entender que así sería, ya que el casting lo encabezaban Matt Damon, en su vuelta a la acción tras la saga Bourne, y la otrora reina de Hollywood, Jodie Foster. Además el director y guionista no era otro que Neil Blomkamp, cuya ópera prima en el largometraje sorprendió a todo el mundo.  Distrito 9 era y es una película sobrevalorada, pero llena de buenos fundamentos.

Elysium (5)

Con todos estos mimbres se esperaba con relativas ganas un film con un punto de partida también bastante atrayente. El argumento seguía la línea social en la ciencia ficción que ya empezó su autor con Distrito 9. La Tierra sumida en la pobreza y desertización vive dividida en dos estratos sociales. La clase adinerada está establecida en la órbita terrestre en una nave llamada Elysium, donde disfrutan de todo tipo de servicios y lujos. Mientras tanto, en el planeta, el resto de la raza humana sobrevive a la hambruna y a la falta de recursos e intentan a toda costa llegar a un paraíso vetado para ellos. Matt Damon es uno de ellos, un obrero que debido a un accidente se verá obligado a alcanzar Elysium.

Evidentemente, se trata de una película que intenta dejar un mensaje. Comparte con Distrito 9 ese intento de calar en la conciencia del espectador, Sin embargo, tras estos apriorísticas motivaciones, Elysium pierde en la comparación. Los recursos narrativos como el documentalismo de la primera se tornan rutinarios con los manidos flashbacks. Asimismo, a pesar de repetir fórmula también en lo que a historia intimista que pretende mostrar, la película no llega en la misma medida perdiéndose en diálogos pobres y convirtiéndose en un ruidoso guirigay cuyo único objeto es el estruendo de acción y mareantes escenas de acción, en ocasiones hasta mal rodadas, recordándonos en demasía a aquellas películas de acción de serie B los 80, eso sí, sin su encanto y sin nuestra inocencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s