Flight

el-vuelo

Que el argumento de una película te resulte familiar no hace que necesariamente disfrutes esa cinta, pero sin duda hará que vivas de una forma personal lo que ves en pantalla. En este caso, Flight me toca muy de cerca y me ha gustado bastante. Merecidísima nominación al Oscar para Denzel Washington, más discutible la de John Gatins como guionista y sorprendente la ausencia del oscarizado Robert Zemeckis entre los mejores directores del año.

En El Vuelo se cuenta la historia de Whip Whitaker (Denzel Washington), un piloto de avión que milagrosamente consigue aterrizar la nave y salvar la vida de 96 de los 102 pasajeros. El problema es que Whip se corrió una juerga de tomo y lomo la noche anterior e incluso tuvo tiempo de meterse unas rayitas de coca antes de ponerse a los mandos del avión. Todo un campeón.

En la primera media hora, Zemeckis recrea el accidente del avión. Una narración brillante, llena de tensión. Esto me toca de cerca porque mi amiga Myriam estará en pocas semanas pilotando uno de esos bichos y reconozco que me ha angustiado bastante imaginármela en una situación similar. Ya le he prometido un abrazo la próxima vez que nos veamos. No es para menos. Durante la siguiente hora y media, se nos narran los esfuerzos de Whip (o su falta de ellos, más bien) por mantenerse sobrio. Ahí entran en juego Nicole, una ex-adicta a la que Whip ayudó tras su accidente; su abogado y el representante del sindicato de pilotos; la prensa…

Esa lucha interna de Whip está igual o mejor representada que la escena del accidente. Por un lado, está la opción de seguir bebiendo y continuar la mentira que le encumbra como héroe nacional; por otro, reconocer que aquel día no estaba en condiciones de pilotar, asumir responsabilidades por las seis muertes y afrontar su problema con la bebida. Por experiencia cercana, que no propia, puedo asegurar que dar la espalda a ese vicio es complicado no, lo siguiente. Esa dicotomía provoca en el espectador la duda sobre si sentir pena por el piloto o juzgar su mezquino comportamiento con severidad.

El final redentor y lleno de moralina puede gustar más o menos, pero viendo la película en su conjunto, me parece realmente buena. Celebro la vuelta de Robert Zemeckis a la dirección, un hombre que nos dejó joyas como la trilogía de Regreso al FuturoForrest Gump o Náufrago. De Denzel Washington poco nuevo se puede decir a estas alturas, en este filme vuelve a demostrar su capacidad de llevar el rol principal de una forma magistral. Sin embargo, la película no tiene grandes altibajos gracias al alto nivel de todos los secundarios. Nombres más conocidos como Don CheadleBruce Greenwood, Melissa Leo o James Badge Dale, a los que sumo los agradecidos momentos cómicos que aporta el genial John Goodman y un nuevo rostro que añado a la lista de pelirrojas con ojos verdes: Kelly Reilly.

the-flight

Anuncios

5 comentarios en “Flight

  1. A mí también me gustó mucho, sobre todo por las interpretaciones de los actores principales. Lástima que saliera a la palestra casi a la vez que Lincoln y Django y se quedara casi sin premios, porque los merecía.

    Y si desde hace unos meses ya le tenía más respeto a volar, ahora, tras ver Flight, ni te cuento.

    • Será por haber salido en taquilla a la vez que esos duros competidores, pero en España tampoco se habló mucho de esta película… Una lástima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s